Havalina – H: el sabor de la nada

HEmpezaré esta crítica robando una frase de un amigo. “Lo peor que le puede pasar a un grupo es que lo único que te diga al escucharlo sea a quién se parece”. Porque exactamente eso y no otra cosa ocurre con Havalina. Lo poco o mucho que se viene a la cabeza al escucharlo son las referencias.

El poder de mezclarlo todo

Casi todo hemos hecho la prueba alguna vez. Coger una coctelera y empezar a mezclar ingredientes como si no hubiera un mañana, creyéndote el nuevo ídolo local de la antigua barra del Balmoral. Puede salir magia –el futuro proviene del pasado, al fin y al cabo– o todo lo contrario: una amalgama sosaina y aburrida. Y ahora, para simplificar, los ingredientes: Pumuky + Héroes del Silencio + Vetusta Morla + Soda Stereo + Sidonie + [comodín] = H.

Tras un disco como Imperfección, cuya potencia se basa en las letras y las armonías vocales de Manuel Cabezalí; y otro como Las hojas secas, de sonidos más oscuros, más guitarreros; H no suena mal. Y el problema es ese. Que no suena mal. Pero a medida que profundizamos en el disco nos viene a la cabeza uno de los males endémicos del [ponga aquí su etiqueta, yo pondré indie] español: falta originalidad.

H se cierra mucho más a la fórmula que le ha dado resultado en los anteriores discos, pero termina resultando monótono y plomizo. Si me dieran a elegir una sola canción (por ejemplo, ‘Viaje al sol’ o ‘El estruendo’) os puedo decir que sería un disco perfecto. Porque gusta lo que escuchas, es sencilla pero llena de potencia, va creciendo… y se repite nueve veces más. El disco es absolutamente una repetición de patrones. Entonces encontramos los parecidos razonables y vas metiendo todo en un mismo saco, lo que denota dos cosas: 1. siguen buscando su música, o 2. poca profesionalidad por nuestra parte, que no lo valoramos lo suficiente.

Llegados a este punto surge la fatiga, ácido láctico en estado puro, la falta de tolerancia a ciertos valores que pueden ser positivos en pequeñas dosis pero que en exceso provocan hartazgo.

Hipersónica vota un 4El disco, si se permite la comparación, termina por no saber a nada. Hay canciones que (obviamente) se salvan pero que parecen en constante estado de desarrollo (‘La Antártida empieza aquí’). Les seguiremos dando oportunidades, cómo no, pero la paciencia tiene un límite, ya de por sí muy bajo.

Havalina – H tracklist

Sitio oficial | Havalina


Hipersonica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.